Dedicado a Gaia

Vivimos en un pequeño planeta azul que gira alrededor de una estrella mediana de un pequeño sistema solar, en los suburbios de una mediana galaxia, con mil millones de estrellas, y la cual forma parte de un universo compuesto por miles de millones de galaxias ¿Te das cuenta de lo pequeños y frágiles que somos?

lunes, noviembre 17, 2008

El mono que se creyó Dios - Parte I

Hace ya como más de una semana que leí en la prensa escrita una noticia y tras ello lo único que pude hacer fue menear la cabeza diciendo "una gota más... en qué diablos estamos pensando... la madre que... ".

La noticia versaba sobre la paulatina introducción de cultivos transgénicos en Africa, todo ello con el loable fin, segun unos cuantos (in-te-re-sa-dos desde mi punto de vista), en que con ellos los problemas del hambre en el susodicho continente se verían mitigados. Aceptaré pues pulpo como animal de compañía y digamos que, tras una supuestamente pequeña verdad hay una gran mentira (o por lo menos así lo entiendo yo).

Si uno va recurriendo a diferentes fuentes se va dando cuenta de varias cosas. La primera de ellas es que en el mundo hay comida suficiente para todos, otra cosa es cómo se gestione, así que si no llega a Africa es porque pienso que somos tan inmorales que nos importa un pimiento que la gente se muera de hambre por una cuestión política y nunca mejor dicho de política de precios. ¡Qué penita me dan los negritos esos del Congo cuando aquí nos morimos de gordos y alegremente decimos "esto no me gusta" y lo tiramos a la basura! Creo que más de uno necesitamos trabajar durante un mes en una cantera a base de pan y agua...

Sin embargo, como en otros tantos problemas, me parece a mí que se está desviando la atención del problema más importante y una vez más, como otras tantas veces, esta situación me recuerda el problema del agua que tenemos en este país. Aquí tenemos una parte de España que quiere trasvases, una parte que quiere desaladoras y otra muchísimo más pequeña que está diciendo, aunque nadie la oiga "¿Alguien se ha parado a pensar que lo primero que hay que hacer es ahorrar?" Pegad un vistazo por aquí para refrescar la memoria. Tapemos primero las fugas, castiguemos a los que despilfarran y después hablemos de si hace falta algo más y en ese caso qué.

Suponiendo que falte comida, todo sistema, incluido el de los transgénicos, tiene un límite. Así que ¿Porqué no poner primero freno a la población? Estabilicémosla y después hablemos del gobierno, que aquí ya somos muchos, pero que muchos, muchos. Si estabilizamos la población estabilizaremos el hambre, resumiendo bastante claro, y esto es lo que yo llamo matar dos pájaros de un tiro, que no es poco oiga.

En breve sigo porque aquí hay "tajo". Os dejo, de momento, un enlace al lugar de dónde he sacado la fotografía.

Etiquetas:

9 Comments:

At lunes, 17 noviembre, 2008, Blogger Brulay said...

El tema de los transgénicos da mucho que pensar. Los controlan grandes corporaciones multinacionales sin ningún tipo de fin que no sea otro que enriquecerse en extremo. Lo que ocurre es que los transgénicos, aparte de su peligrosidad por poder ser alérgenos y contaminar genéticamente especies no transgénicas hasta exterminarlas, normalmente llevan la patente de estas grandes corporaciones.

Maneras de dominar grandes masas de personas por élites económicas se han intentado de muchas maneras muchas veces y muchas veces fracasan. El control de la alimentación por el sector privado, algo que en buena medida ocurre, nos acerca a ese libro de Aldous Huxley donde el mundo perfectamente diseñado vivía de espaldas a un submundo sin controlar marginado cultural, social, sanitaria y económicamente.

Pocas de estas maneras espeluznantes de controlar sobreviven varias generaciones - espectacular el éxito milenario de ciertas religiones-, porque las masas no se controlan sin el consentimiento de la misma masa, o al menos de otra masa dominadora. Y la gente no vive para siempre.

 
At lunes, 17 noviembre, 2008, Blogger Brulay said...

Se me olvidaba decir que, aunque el fracaso de estas medidas de control ocurra tarde o temprano, mientras son impuestas muchísima gente sufre. Y eso es imperdonable. Al menos para mí.

 
At martes, 18 noviembre, 2008, Blogger Perico said...

Hola Brulay, me alegro de que pases por aquí. Respecto a tu primer comentario, a ver si me haces el favor y me das las referencias completas del libro que comentas. Respecto al segundo comentario, efectivamente, mientras llega la solución hay otros que sufren y cosas que se van quedando por el camino. Lo que yo muchas veces me planteo es si cuando llegue la susodicha solución será realmente una solución, simplemente porque habrán cosas que ya nunca volverán (quizás demasiadas).

Un saludo y seguimos en contacto.

 
At sábado, 22 noviembre, 2008, Blogger Brulay said...

http://es.wikipedia.org/wiki/Un_mundo_feliz

 
At domingo, 23 noviembre, 2008, Blogger Perico said...

Muchas gracias. Tomo nota :)

Un saludo.

 
At miércoles, 26 noviembre, 2008, Anonymous Anónimo said...

Hola Pedro soy Santi. Lo de los transgénicos para acabar con el hambre en el mundo es una antigua mentira como la copa de un pino. Como dice Brulay estas empresas lo unico que quieren es forrarse y al contrario de lo que promulgan lo que hacen es hacer todavia màs pobres y màs dependientes a las poblaciones locales que no pueden ya cultivar sus semillas que llevan utilizando desde siglos, teniendo que comprar cada anyo las semillas a Monsanto ya que como sabes las semillas resultantes de los cultivos son estériles. La primera cosa que se deberia hacer para acabar con el hambre en estos paises es apoyar gobiernos que sustenten politicas de paz en estas regiones y que acaben con la corrupcion ya que la mayor desgracia de Africa son las guerras sin fin, y con guerras no se puede cultivar ni trabajar ni nada.Si se consiguiera esa estabilidad necesaria para el desarrollo de un pais no habria ningun problema para que la gente cultivase sus tierras, hicieran funcionar sus fabricas, sus hospitales, escuelas, etc. No necesitan que Monsanto les muestre que es la agricultura, ellos lo hacen desde siglos y conocen mejor que nadie las variaciones del clima, la tierra, variedades de cultivos, etc. Bueno no me enrollo màs. Chao.

 
At miércoles, 26 noviembre, 2008, Blogger Perico said...

Si no ando mal informado, me parece a mí que algo de culpa, no sé hasta qué punto, tenemos los países occidentales con lo que está ocurriendo en Africa.

Resumiendo mucho, mucho, si tiramos del refranero español existe el siguiente dicho: a río revuelto ganancia de pescadores. En otras palabras, si tenemos entretenido al personal "matándose", nosotros mientras los depredamos, cuando se quieran dar cuenta tienen la "casa vacía" ¿Te has parado por un momento a pensar en la cantidad de madera y petróleo que sacamos de Africa? Pensemos que el Congo tiene el segundo bosque-pulmón del planeta. Sin ir más lejos ayer venía un apunte en prensa (refiriéndose a Africa). Pincha aquí.

Por otro lado queda una labor tan importante como la que tú comentas y la que yo acabo de comentar: concienciación respecto a un consumo responsable.Por una lado de la madera ¿Cuánta gente se para realmente a saber lo que hay detrás de lo que compra? Y por otro la electrónica ¿Alguien ha oído hablar del coltan? Afortunadamente cada vez es menos desconocido ¿Cuánta gente cambia de móvil cada año, seis meses o menos (sin hablar del resto de productos electrónicos)? ¿Cuánta gente exige a su compañía de móviles un coltan certificado que garantice que no se esclaviza a la gente para extraerlo, que no se financian guerrillas y que no destruya la vida salvaje?

Creo que ya los leíste, pero para el que no lo haya hecho dejo dos enlaces sobre el coltan: enlace 1 y enlace 2.

Para terminar con este rollo, conforme pasa el tiempo más y más cuenta me doy de que los consumidores podemos cambiar muchas cosas. Afortunadamente no tenemos a nadie que nos ponga una pistola para comprar un producto, lo único que necesitamos es información, querer informarnos y actuar en consecuencia. Si quieres que desaparezca un producto deja de comprarlo, tan sencillo como eso ¿Te parece poco esto? Si queremos que las cosas cambien hace falta voluntad y una rebelión pacífica y silenciosa ;) ¿No te parece?

Un abrazo.

 
At lunes, 08 diciembre, 2008, Anonymous Enri said...

Completament d'acord amb Anónimo i Perico, però pense que en la vostra anàlisi caldria incloure un altre factor. A més de reduir el meu propi consum, reciclar etc, és necessari lluitar a nivell polític en contra de la injustícia social, de la explotació de persones i països.
No podem passar.
Enhorabona pel bloc.

 
At lunes, 08 diciembre, 2008, Blogger Perico said...

Hola Enri, òbviament lo que comentes sobre el nivell polític és cert. El problema és com lluitar donat que vivim en una societat complaent en la que molta gent no vol "complicar-se" la vida.

Una manera de lluitar a nivell polític seria associar-se a grans organitzacions tipus Greenpeace, etc. Es dir, organitzacions amb capacitat de decissió més enllà de lo que pot arribar un simple ciutadà de a peu.

Fa uns dies vaig vore un documental sobre la globalització i se va plantejar aquest assumpte. La frase en questió va ser que si vols canviar les coses tens que tindre "accions" i això es pot entendre com el que t'acabe de comentar.

Gràcies pels ànims i espere tornar a veure't.

 

Publicar un comentario

<< Home