Dedicado a Gaia

Vivimos en un pequeño planeta azul que gira alrededor de una estrella mediana de un pequeño sistema solar, en los suburbios de una mediana galaxia, con mil millones de estrellas, y la cual forma parte de un universo compuesto por miles de millones de galaxias ¿Te das cuenta de lo pequeños y frágiles que somos?

jueves, agosto 02, 2007

Cartas al Director

Los posts que coloco en este blog, más o menos, surgen de dos fuentes: de ratos en los que me da por divagar o de diferentes fuentes de información. Y como en cualquier actividad, hay días muy provechosos y otros que no son para nada productivos. Así que aprovecho los días productivos para escribir posts y dejarlos amontonados para cuando me apetezca publicarlos o no se me ocurra nada sobre lo que escribir.

Hace unos días, en el post previo a este que estáis leyendo, Ardorín me hacía un comentario que me trajo a la cabeza un recorte de prensa que tenía por ahí amontonado, como tantos, je, je... Así que Ardorín, aquí te dejo una carta al director del diario El País, con fecha de 27 de Mayo. La cuestión es que su autor, Nicolás Fabelo González, Galápagos, Madrid, hace una reflexión que a mi criterio me parece muy interesante y que debería de estar en las mentes de algunos cuantos....


LA CULPA NUNCA ES NUESTRA

Aumentan los accidentes de tráfico: la culpa es del mal estado de las carreteras, de la deficiente señalización, de las inclemencias meteorológicas...., nunca de la gente que conduce de manera agresiva y demencial, de quienes presumen "controlar" a 180 Kms/h y adelantan a quienes van pisando huevos a 130.

Los programas de la telebasura consolidan su liderazgo en la pequeña pantalla: la culpa es de las cadenas que los emiten y no ofrecen espacios culturales alternativos, de los políticos que no dan una respuesta adecuada a la cuestión, de la pobreza cultural intrínseca al capitalismo..., nunca del espíritu chismoso y de la zafiedad de muchos integrantes de la sociedad, que ejercen apoltronados en su sofá una absoluta soberanía sobre su mando a distancia.

Se agrava el "efecto invernadero": la culpa es de las compañías transnacionales, del capitalismo depredador, del Gobierno de Estados Unidos..., nunca de quienes emplean su todoterreno para hacer la compra en el súper de al lado, de quienes ponen el termostato de la calefacción en 26ºC y el aire acondicinado en 17ºC.

Muchos sinvergüenzas se enriquecen destruyendo el entorno natural y sembrando el caos urbanístico a su paso: la culpa es del mundo de la política, de las deficiencias de la legislación del suelo, de la rapacidad del capitalismo..., nunca de quienes se muestran más preocupados por la política de fichajes de su equipo de fútbol que por la gestión de su municipio o comunidad.

En suma, que la culpa nunca parece ser del pueblo, sino de sus gobernantes (¡ a qué político con intención de mediar se le ocurriría poner en duda la archisupuesta inteligencia y sentido común del pueblo!), de los empresarios, de los periodistas o de esa obscura abstracción llamada sistema.


Amén (esto lo pongo yo ;-) ). Por cierto, juraría que este hombre por un momento ha leído mi mente....

5 Comments:

At viernes, 03 agosto, 2007, Blogger Carlos said...

La culpa siempre es nuestra. El político es muy, muy sensible al sentir del pueblo, especialmente de sus votantes, si a estos les interesa más los toros de las fiestas del pueblo que el estado de su costa...el político se interesará por los toros, si al ciudadano le interesa más llegar con su coche hasta el wc de Zara en vez de plantearse no coger el coche para producir menos ruidos, contaminar menos y ser más cívico...pues el político hará que sus ciudadanos puedan llegar con el coche al wc de Zara.
Ayer cuando me iba a trabajar vi a un matrimonio que volvía del trabajo en bicicleta bajo el sol de agosto, ...., estos puede que sean los únicos que tal vez tengan crédito moral para cuestionar a los políticos, ....el resto tenemos que empezar a hacer la lista "cosas que puedo hacer para que mi vida, mi sociedad y mi mundo sea mejor".

 
At viernes, 03 agosto, 2007, Blogger Perico said...

;-)

 
At viernes, 03 agosto, 2007, Blogger Lorena said...

¿Un matrimonio en bici?hummmmmmmmm, me suena mucho...jajajajaja. Pues si, a mi este señor tan encantador tmb me ha leído el pensamiento, pero eso forma parte del egoismo del hombre, hasta en la más pequeña cosa diaria se excluye de las culpas. Y es que ya lo dijo alguien, que no hay peor ciego que el que no quiere ver, felicidades por el post tete, 1000.

 
At domingo, 05 agosto, 2007, Anonymous Ardorin said...

La carta del director tiene toda la razon,es cierto y ante eso nadie puede discutirlo.Pero yo me referia a que,por desgracia para nuestra especie,somos los unicos seres de este planeta que tienen como rasgos el egoismo,la envidia y la avaricia,entre otros.Todos estamos salpicados de ello,en mayor o menor medida y lo unico que nos mueve en este mundo es la posibilidad de conseguir mas beneficios materiales para nosotros y los nuestros,sin importar que para ello debamos aniquilar todo aquello que interfiera o estorbe.Y ante ello es donde yo pienso que al igual que un padre que corrige a un hijo cuando se equivoca, deberian ubicarse los poderes publicos de tal modo que evitasen los abusos urbanisticos y demas amenazas al planeta y no fomentarlos para el mantenimiento de los dirigentes establecidos en sus poltronas,sean al nivel que sean.Cierto es que suena a utopia pero eso es lo que debiera ser.A mi juicio,hoy por hoy,la mayoria de gente somos niños de pañales en temas medioambientales.Pero lo mas preocupante es que cuando la mayoria de esta gente queramos empezar siquiera a gatear,nuestra Gaia no nos pueda ayudar por que ya la habremos matado.Eso si que sera culpa nuestra.

 
At lunes, 06 agosto, 2007, Blogger Perico said...

El concepto de que hayamos matado a Gaia nos viene porque pensamos que la vida forma parte de nosotros y es al revés, nosotros formamos parte de la vida, y mientras esto no lo entendamos, mal vamos. La vida puede continuar sin el hombre, pero el hombre no puede sin la vida.

Los entendidos de la teoría de Gaia a veces utilizan una metáfora, aunque hay que cogerla con pinzas. Nuestro cuerpo ante una infección responde con la fiebre, es decir, una subida de temperatura, de la misma manera responde Gaia con la infección del homo supuestamente sapiens.

Nos creemos lo más de lo más, pero hace 150 millones de años, fantaseando, si alguien le hubiera prguntado al gigantesco braquiosario que a día de hoy no existiría ninguno de sus congéneres ¿Piensas que lo habría aceptado? ;-)

En fin, que creo que me he ido por los cerros de Úbeda.

Saludos majo.

 

Publicar un comentario

<< Home